Mes: octubre 2016

Los mejores juegos para PlayStation VR (por el momento)

El desembarco de la nueva videoconsola de Sony que integra la Realidad Virtual de manera nativa, la Play Station VR, ha supuesto toda una revolución para la industria y también para los gamers.

Una nueva forma de jugar que ha obligado a cambiar alguno de los paradigmas que hasta ahora parecían intocables en referencia a la forma de integrarse y vivir en primera persona una experiencia gamer y que a buen seguro, como no puede ser de otra manera, todavía cambiará mucho más en los próximos años hasta posicionarse como el primer sistema de entrenamiento para los amantes de los videojuegos.

Sabedores de que tanto el precio de las gafas para poder jugar a la PS VR (399 euros), y siempre y cuando tengas la consola, no está al alcance de todo el mundo, vamos a tratar de minimizar daños económicos indicando los que son, a nuestro juicio, los mejores juegos en relación calidad precio que por ahora podemos disfrutar en formato Virtual Reality para este dispositivo.

Play Station VR Worlds

Sin duda alguna la mejor carta de presentación de lo que va a suponer el aterrizaje de la Realidad Virtual al mundo gamer. Un tutorial de cómo manejarse y de lo que nos espera en relación a la experiencia que supone enfundarse una gafas y dejarse llevar por nuevos mundos.

Allí podemos encontrar ‘Inmersion’ en el que viviremos la experiencia que supone sumergirse hasta el fondo en los océanos, que podremos rastrear a fondo y donde deberemos cuidarnos de ataques de tiburones o’The London Heist’, el primer shooter que podremos disfrutar con escenarios sacados de la City que harán las delicias de los más violentos. son algunas de las experiencias que podremos vivir en este juego que está cien por cien traducido y listo para ser disfrutado al cien por cien con la colocación de cascos que completen la experiencia. Cuesta 39,99 euros.

Until Down, Rush of Blood

Como no hay una buena consola sin un buen shooter, os traemos el mejor de los que hasta ahora han visto la luz para PS VR. Aunque en el apartado técnico se podría mejorar mucho, si estás buscando pegar tiros a discreción, pasar miedo y sumergirte de lleno en persecuciones sobre raíles, este es tu juego. Sube el volumen y carga a tope el cargador. Su precio de salida es de 19,99 euros.

Eve: Valkyrie

Los amantes de combates PvP multijugador tienen en este título el mejor de los pasatiempos si se trata de disfrutar en compañía de la experiencia VR. A los mandos de una nave afrontaremos auténticos combates superando niveles que nos ayudaran a mejorar nuestra máquina. Quizás los combates podrían ser más completos, pero la experiencia es total una vez te colocas las gafas y los cascos. El precio es de 50,99 euros.

Otros títulos como el futbolero ‘Headmaster’, que nos quiere hacer sudar para marcar goles, pero con poco recorrido o el esperado ‘Batman: Arkham VR’, que te pasarás en menos de una hora y que carece de la acción de los juegos de Batman han decepcionado más que otra cosa. Habrá que esperar más títulos.

 

Esta es la mejor manera de enseñar matemáticas a los niños

Si hay una asignatura que crea auténticos dolores de cabeza a la mayoría de niños y padres durante la etapa escolar, esa es la de matemáticas. Gran parte de culpa de esta realidad radica en la manera en la que los menores se acercan y adentran en un mundo apasionante como es el de los números y el de la solución de distintos problemas, tal y como se ha demostrado en algunos de los países punteros en calificaciones académicas en este campo.

Con el fin de evitar este fracaso que es ya histórico en países como España, los docentes de medio mundo miran con admiración el sistema de enseñanza de las matemáticas que se realiza en un país tan pequeño como próspero y lejano como es Singapur, número uno en la enseñanza de esta materia, según los informes internacionales de la OCDE.

Este país, que hace tan solo unos años ocupaba los puestos más bajos de la clasificación y ahora ha revertido radicalmente sus tasas de fracaso matemático en las escuelas ha adoptado en todos sus centros el conocido como ‘aprendizaje en tres etapas’ de Bruner. Es decir, un aprendizaje basado en que los niños aprendan a manipular primero, a dibujar después y por último, cuando estos dos están dominados, a sumergirse en los símbolos matemáticos tradicionales.

Un sistema este que ya ha sido adoptado, a modo de prueba, en algunos centros españoles y que, según aseguran los especialistas que han visto de cerca en qué consiste y cómo son los resultados obtenidos tras un tiempo de implementarlos, la aversión de los niños a las matemáticas se reducen notablemente. Más al contrario, se genera cierto interés en seguir profundizando en esta materia al poco tiempo de empezar ‘a tocar’ las matemáticas.

Así pues, si hasta hace muy poco las clases de matemáticas se entendían desde la verbalización de un profesor tratando de dar una clase magistral dando fórmulas y mecanismos para solucionar los problemas expuestos en la pizarra, ahora se trata de propiciar que el alumno trabaje en el aula tratando de hallar la solución de manera conjunta a sus compañeros, interaccionando y pudiendo plantear todas las dudas que le surjan por el camino con el profesor.

Sólo así se puede generar un mayor interés en esta materia por parte de unos alumnos despertándose una mayor aceptación en la solución de acertijos que afecta tanto a los niños mejor dotados para esta materia como a los menos capacitados a priori.

Si bien antes la aversión a las matemáticas era generalizado, revisados los informes realizados tras el análisis y examen a los nuevos alumnos que han aprendido con estos nuevos métodos parece que estos, definitivamente, las entiende mejor y, en muchos casos le gustan.

Si a este mecanismo de enseñanza se le adereza con una explicación de la necesidad del manejo de las matemáticas y su aplicación en la vida real, a través de la programación informática, su relación con la telefonía móvil y la reparación de sistemas, la arquitectura o hasta el deporte de élite, el éxito parece asegurado.