Algunas de las curiosidades más llamativas de las matemáticas

Las matemáticas están cargadas de curiosidades. Lejos del halo de aburrimiento, dificultad y de poco atractivo que rodean esta denostada disciplina basada en el razonamiento lógico esta ciencia exacta es toda una mina de datos atractivos para las personas más curiosas.

Aunque los amantes de las matemáticas ya lo conocerán, para el resto el número ‘142857’ sólo les parecerá una sucesión numérica de seis cifras sin nada más detrás. Pero sí lo hay. Este número es mágico por distintas razones. La primera, porque al multiplicarlo por siete da un número tan interesante como 999999, la segunda porque si lo multiplicamos por 1, por 2, por 3, por 4, por 5 y por 6 -el número de dígitos que posee el número- el resultado siempre nos otorgará los mismos guarismos, pero en diferente orden.

Gracias a la exactitud de los resultados que las distintas operaciones matemáticas ofrecen, durante mucho tiempo las operaciones capicuas fueron relacionadas directamente como un juego de los dioses. 1089 x 9 = 9801 es un claro ejemplo de ello. Al multiplicar el primer número por nueve, obtenemos los mismos guarismos… pero en posición completamente inversa.

La geometría también ha sido muy socorrida para distintos asuntos poco relacionados a veces con las matemáticas. Uno de ellos es, por ejemplo, la publicidad. Si echamos un ojo a los anuncios de relojes, estos casi siempre están marcando las 10 y 10. Esto se debe a los distintos estudios que aseguran que las proporciones áureas tienen un impacto mucho más positivo en los receptores que otras.

De la misma manera esta ha sido utilizada por muchos jugadores de juegos de azar para tratar de desbancar a la banca, valga la redundancia. Dice la teoría de ‘La Martingala’ que si jugamos en la ruleta a las opciones de doble o nada, como sucede con los colores rojo y negro y con los números pares o impares, si cada vez que perdamos doblamos la apuesta llegará un momento en el que recuperemos y hasta obtengamos beneficios. Qué decir de los jugadores más estudiosos y que, sabiendo cuando las máquinas han otorgado un último premio grande, observando, esperan su momento para llevarse el botín teniendo en cuenta las frecuencias de cada máquina.

Por último, queremos darte una información de lo más valiosa si no eres un fan de la resolución de problemas matemáticos y no paras de ver decenas de ellos en las redes sociales, o en las reuniones de amigos en las que, supuestamente operaciones de lo más sencillas, ofrecen disparidad de respuestas entre los jugadores. Cualquier problema que tenga distintas posibilidades de operación en su interior, deberemos resolverla siguiente el siguiente orden: Primero división, después multiplicación, más tarde suma y por último ejecutando las restas.

Seguro que después de leer este nuevo post tienen más ganas de aprender un poco más sobre las denostadas matemáticas y ponerse a resolver problemas o contar anécdotas numéricas a sus amigos o familiares. Sin duda, una gran idea si tienen la opción de hacerlo con los más pequeños desatando su deseo de aprender más sobre esta interesante ciencia de razonmiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *