Aumenta la brecha de género en torno a las matemáticas en España

Sin ser ninguna potencia en matemáticas a nivel mundial, lo más preocupante en relación a las calificaciones de la educación obligatoria de los estudiantes españoles es, sin duda alguna, la brecha de género que ha vuelto a poner de manifiesto la diferencia en los resultados de los chicos y las chicas de nuestro país cuando de las ‘mates’ se trata.

Así lo ha revelado el último informe de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA) en el que se ha estudiado el rendimiento de los alumnos de los distintos países de la OCDE siendo España el tercero en el que más diferencia se ha encontrado entre las calificaciones a los alumnos y a las alumnas, a favor de estos.

Según este estudio los jóvenes españoles obtuvieron una media de 511 puntos frente al 499 de las chicas en matemáticas, mientras que en Ciencia las medias resultaron ser de 521 puntos para ellos por los 515 puntos de media de ellas, de lo que se extra que “el rendimiento de los alumnos españoles ha sido significativamente mayor que el de las alumnas, con diferencias más amplias que las medias internacionales”.

Unas “diferencias significativas” que se observan al analizar “las puntuaciones de los alumnos” que “superan a las de las alumnas en media, en los diversos países analizados, tanto en los promedios internacionales como en cada país”.

Una situación que, por ejemplo, no sucede en otros países como Finlandia, Bulgaria, Noruega, Singapur, Suecia, Lituania y Rusia donde son ellas las que consiguen una mejor nota en el ámbito matemático.

Las causas de esta brecha de género en las matemáticas, para muchos de los investigadores que han formado parte de este estudio, están relacionadas con las diferencias sociales propias de los sexos que se viven en cada país, lo que por ejemplo explicaría el gran rendimiento en esta materia que las alumnas ofrecen en los países del norte de Europa, en relación a los del sur, donde socialmente las diferencias entre hombres y mujeres son todavía mucho mayores que en los vecinos escandinavos.

En general, si bien todavía estamos muy lejos de la media de notas de los países asiáticos, los que mejores calificaciones obtienen en este campo, sí que se concluye que estamos a niveles muy similares en términos medios a los países de nuestro entorno.

En cualquier caso, a nivel de excelencia, todavía seguimos muy detrás de la media de la OCDE, ya que nuestro porcentaje de alumnos con calificaciones excelentes en Matemáticas tan solo llega a un escasísimo tres por ciento por el siete por ciento de la media de la Unión Europea y aún más lejos del diez por ciento de la media de los países que forman parte de la OCDE.

En este sentido, queda claro que en las matemáticas todavía queda mucho camino por recorrer para situarnos a los niveles de excelencia medios de los países OCDE y, muy especialmente, en lo que se refiere a las diferencias entre las calificaciones de chicos y chicas. Algo en lo que a todos nos va mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *