Etiqueta: ciencia

Descubren en qué zona del cerebro se entienden las matemáticas y cómo potenciarlas

El cerebro, ese gran desconocido de la medicina del que cada vez, por suerte, aunque con sistema de goteo, vamos conociendo más, sigue proporcionándonos información valiosísima.

Una de las últimas relaciones relacionadas con la actividad cerebral está relacionada con las matemáticas, ya que tras un estudio científico realizado en la Universidad de París, en Francia, y que ha sido publicado en primicia por la revista ‘PNAS’, ha encontrado el lugar exacto en el que se desarrolla el pensamiento matemático.

Concretamente, este nace en la misma parte que tiene la culpa de la comprensión de alfanumérica y que, sin embargo, no guarda gran relación con las que se activan en el momento en el que recurrimos al lenguaje y a su concepción teórica.

Una revelación de gran interés que, entre otras aplicaciones médicas, nos puede ayudar a predecir desde una edad temprana cómo nos va a ir a nosotros o a nuestros hijos con la asignatura de matemáticas y los conceptos relacionados con los números, con lo que eso puede suponer pudiendo así adelantarnos a un posible fracaso poniendo todas las herramientas para menguarlo, o en caso contrario, para potenciarlo en busca de un desarrollo potencial de la habilidad con los números.

En este estudio del que nos hacemos eco en este post, los científicos escanearon y analizaron el cerebro de quinec matemáticas y de otras personas sin grandes conocimientos en este campo con el objetivo el trabajo neuronal y la actividad cerebral en general que se desarrolla a través de distintas pruebas.

Los resultados empezaron poco a poco a obtenerse a través de las imágenes que ofrecen las resonancia magnéticas a través de distintos colores que indican las zonas en las que se produce una mayor actividad y cómo de potente es esta.

Pues bien, a través de distintas afirmaciones matemáticas que podían ser ciertas, falsas, o sin sentido, lograron establecer una serie de patrones que han decidido poner en conocimiento público y a las que hemos tenido acceso. Estas servían estaban relacionadas con los siguientes campos: análisis matemático, el álgebra, la geometría, la topología, el reconocimiento numérico y la manipulación de los números.

Las cuatro primeras activaban en los matemáticos esas zonas cerebrales que no coincidían con las que se activan al procesar el lenguaje, mientras que las dos últimas sí coincidían con aquellas relacionadas con el lenguaje. en el cerebro que no se solapaban con el procesamiento del lenguaje.

En cuanto a las conclusiones, los investigadores lograron aclarar una serie de parámetros que invitamos a buscar y conocer por parte de todos los lectores y que se resumen en la siguiente sentencia firmada en el mismo por los científicos franceses: “Nuestros resultados sugieren que el pensamiento matemático avanzado hace un uso mínimo de las áreas del lenguaje; en su lugar emplea circuitos relacionados con el espacio y los números”.

La gran pregunta que nos hacemos ahora es cómo y cuándo se podrá empezar a sacar un uso práctico de toda esta información… y qué será lo próximo que conozcamos de nuestro cerebro.