Etiqueta: comunicación digital

Los retos de la comunicación digital a los que se enfrentamos

En plena sociedad de la información y la comunicación, algo tan sencillo como enviar el mensaje deseado al público objetivo programado no es tan sencillo como parece.

Al menos eso es lo que se desprende de las conclusiones extraídas en la 5ª edición anual del Balance de Expresiones Online, realizada por el Corporate Excellence for Reputation Leadership y Llorente & Cuenca, donde han puesto en negro sobre blanco los retos a los que las empresas se enfrentan ante los nuevos ruidos surgidos en la red de redes.

El primero de ellos es uno de los más problemáticos. Evitar la intoxicación informativa o infoxicación. La ingente cantidad de impactos informativos que se reciben hoy en día a través de los medios digitales, y que se suman a los offline, actúa como una suerte de embudo que complica y mucho la tarea de filtración por parte del público objetivo al que va dirigido cada mensaje.

Para ello se advierte de que se debe estar atento a los cambios que se van produciendo en las redes sociales y en los distintos usos de internet y comunicativos con el fin de elevarse sobre la sobre información a la que estamos expuestos.

El segundo de ellos es el que hace referencia a la pérdida de fuerza de las grandes empresas y poderes comunicativos. Estos, que antaño aprovechaban su posición predominante para poner el acento en sus acciones positivas y esconder las negativas parece imposible ahora, donde el debate sobre cualquier marca o empresa es constante y el análisis de cada movimiento por parte de los ciudadanos 2.0 minucioso. La transparencia es más importante que nunca para ellas.

Analizadas casi cien mil imputs a través de 71 empresas de quince sectores distintos vertidos las redes sociales Facebook, Twitter, Google y YouTube, las conclusiones de este foro al que hacíamos referencia anteriormente son las siguientes:

En primer lugar es clave dotar de voz a los empelados y directivos de las grandes compañías. Lejos de hacerse eco de los mensajes lanzados desde auténticas voces autorizadas y profesionales del máximo nivel de los que se surten las grandes empresas, sólo el uno por cierto de sus menciones en las RR SS salía de ellos. El capital humano y la humanización de las empresas debe ser un punto a reforzar.

Asimismo, en relación a la intoxicación informativa, se aboga por un mayor peso de aquellos mensajes cercanos a las audiencias objetivas y potenciales. Es el momento de abandonar la dimensión comercial de la empresa en exclusiva para intercalarla con contenidos que ‘toquen’ a sus usuarios y que estén relacionados con la actividad que se desempeña en cada sector. Los intereses de nuestros clientes, son nuestros intereses.

Por último, en relación a la transparencia exigida por parte de las nuevas audiencias se antoja más capital que nunca escuchar no sólo a los posibles interesados de nuestros mensajes, sino las redes en general y reaccionar ante ellas de manera efectiva. La mayoría de usuarios de las grandes marcas tiene una concepción ética y de responsabilidad social bastante mala. Se está a tiempo para cambiarlo.